Yucatán un polo de servicios financieros en la región.

Por: Línea Recta.

5 diciembre, 2017.

Por: Félix Ucán Salazar

 

Cuarto lugar con mayor inversión en el país

Más de dos mil millones de dólares en 25 proyectos inmobiliarios

Después de la industria, es el sector que ha crecido más en Yucatán en la última década

El auge de los proyectos inmobiliarios, representados por las plazas comerciales y desarrollos habitacionales, es reflejo del inusitado crecimiento que registran los servicios financieros en la entidad, que han colocado a Yucatán en el cuarto lugar con mayor inversión en el país.

En 2016, de acuerdo con datos de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), el Estado captó una inversión de más de 2 mil millones de dólares, con un total de 25 proyectos en cartera, cifras que hablan por sí solas y confirman el despegue de los servicios financieros en la entidad, afirma Guillermo Cortés González, secretario técnico de Planeación y Evaluación del gobierno del Estado.

Ese monto equivale a más de 37 mil millones de pesos y a una inyección de más de 100 millones de pesos diarios a la economía estatal. Representa más de cuatro veces la derrama económica que genera el turismo.

Servicios Financieros y Seguros

Según el INEGI, los servicios financieros y de seguros representan el 2.9% del Producto Interno Bruto (PIB) de Yucatán, y dentro del sector terciario (comercio, servicios y turismo) representa el 4.5% del total de estas actividades.

En 2015, los servicios financieros crecieron un 12.3% respecto al año anterior y un 155.9% con respecto a 2005, siendo el segundo sector con mayor crecimiento en Yucatán en los últimos 10 años, asegura el maestro Cortés González.

De acuerdo con el funcionario, la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios reportó que durante 2016 se construyeron 1 millón 845 mil 805 metros cuadrados en Yucatán, siendo la séptima entidad con mayor cantidad de superficie construida en diversos proyectos.

En la lista de estos proyectos figuran hoteles, plazas comerciales, viviendas y desarrollos mixtos que se capitalizan mediante la emisión de certificados o la constitución de fideicomisos especializados a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Es el canal que hace fluir el dinero de los inversionistas a Yucatán.

Fibra 1, adquiere “City Center”

y “Plaza Sendero”

Los fideicomisos de inversión en bienes raíces, las llamadas FIBRA’s, como Fibra Uno, que es de los más conocidos en el país, y desarrolladores privados como Grupo GICSA tienen importante presencia en Yucatán, con grandes inversiones que detonan el crecimiento económico y explican el auge comercial e inmobiliario que existe, particularmente en Mérida.

Fibra Uno adquirió el portafolio Hines, compuesto por cinco propiedades industriales y una comercial. La propiedad comercial es City Center Mérida, que cuenta con un área rentable de 26 mil 614 metros cuadrados y una ocupación del 98 por ciento.

El precio de compra del centro comercial fue de 472.4 millones de pesos y la propiedad generará un ingreso neto operativo de 38.6 millones de pesos, según datos financieros que se han hecho públicos por medio de la Bolsa Mexicana de Valores.

A fines de 2014, Fibra Uno adquirió Plaza Sendero Mérida, ahora llamado El Patio, ubicado en los terrenos que ocupó por muchos años la Cervecería Yucateca.

Fibra Uno es un fideicomiso nacional creado para adquirir, desarrollar y operar amplia gama de inmuebles en México, que incluyen propiedades industriales, comerciales, turísticas, de oficinas y de uso mixto.

Actualmente posee en Yucatán 5 propiedades comerciales, así como dos hoteles categoría Business-Class en Mérida

“La Isla” Grupo GICSA

 

Por su parte, Grupo GICSA, que debutó recientemente en la Bolsa Mexicana de Valores, tiene en puerta la construcción de siete centros comerciales en ciudades como Cuernavaca, Puerto Vallarta y Mérida.

El proyecto comercial más grande del Grupo será La Isla Mérida, un desarrollo que tendrá 65 mil metros cuadrados de espacio rentable y requerirá una inversión de 2 mil 13 millones de pesos.

El inmueble es propiedad de GICSA, está ubicado dentro del complejo residencial Cabo Norte y contará con amenidades, un lago y áreas verdes, un verdadero desarrollo de lujo.

Otro gigante con presencia en la capital yucateca es Thor Urbana Capital, que desarrolla The Harbor Mérida, un icónico lifestyle fashion mall que se convertirá en un referente en el sureste de México. Se construye a la salida a Progreso.

Thor, con “The Harbor Mérida”

The Harbor Mérida se encuentra ubicado en el complejo de usos mixtos Vía Montejo, que construye junto con el grupo yucateco Inmobilia y la compañía regiomontana U-Calli. El desarrollo incluye torres corporativas y residenciales con un área rentable de 70 mil metros cuadrados. Contará también con un lago artificial y un hospital.

El proyecto implica una inversión de más de 8,500 millones de pesos en varias etapas y su apertura está programada para el primer semestre de 2018.

Estos grandes desarrolladores se nutren de dinero obtenido de la emisión de certificados o de los fideicomisos especializados, lo cual significa que inversionistas de cualquier parte del país e, incluso, del extranjero pueden apostarle a los proyectos que consideren más rentables y generen buenos dividendos.

Cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores requiere cubrir muchos trámites y estar al día en todo, además de hacer públicos los estados financieros, un requisito de ley.

Guillermo Cortés explica que esta inyección de recursos se deriva de la implementación de la reforma financiera, la cual ha incrementado el financiamiento a empresas y ha facilitado que un mayor número de personas puedan participar en inversiones productivas de proyectos exitosos.

El “Por qué” Yucatán atrae inversiones

Yucatán, agrega el funcionario, atrae inversiones gracias a su calidad de vida, la seguridad, la estabilidad laboral, la generación de empleos formales y la mejora en los ingresos, que se traducen en un mayor poder adquisitivo.

La capacidad de compra ha propiciado un mayor acceso a productos y servicios financieros que les permita obtener bienes de consumo duradero como son viviendas, automóviles y enseres domésticos. Las personas pueden comprar más y adquirir compromisos de pago.

Según cifras del Banco de México (Banxico), durante el segundo trimestre de este año se registró un crecimiento del 7.4% en la cartera total de crédito en Yucatán.

Por sectores, en este flujo de financiamiento destaca el agropecuario, silvícola y pesquero con un crecimiento de 16.9 por ciento, seguido del sector servicios con el 12.9% y el sector industrial con el 12.4%.

Tamaños del sector bancario

¿De qué tamaño es el sector bancario en Yucatán? De acuerdo con el maestro Cortés González hay 23 instituciones de crédito en la entidad, con un total de 236 sucursales, la mayoría de ellas en Mérida.

El banco con mayor número de sucursales es Banamex con 29. Le siguen HSBC con 28, BBVA-Bancomer con 25, Banco Azteca con 22 y Banco Santander con 19.

Los que tienen menor presencia son Actinver, Banco del Bajío, Bansi, Banco Ve por Más (Bx+) e Intercam Banco, con sólo una sucursal cada uno.

Actualmente, el número de cajeros automáticos es de 812, el cual registra un crecimiento del 17% comparado con 2012, cuando habían 671.

En cuanto a terminales punto de venta, hay registrados 17,391 aparatos de cobro contra los 11,827 que habían en 2012.  Representa un incremento del 47% en cinco años, un dato relevante.

Inversión extranjera directa

Otros datos del sector financiero muestran que la tasa de sucursales por cada 10 mil personas adultas en Yucatán es de 2.25, cuando en 2012 era de 1.89. La media nacional es de 1.88, lo que significa que el estado está por arriba del promedio.

La tasa de cajeros por cada 10 mil adultos es de 5.12, contra los 4.65 que había  en 2012. Y la tasa de terminales puntos de venta es de 86.4 contra 79.8 de 2012. El crecimiento del sector en cinco años es evidente.

Otro dato interesante es la inversión extranjera directa que capta Yucatán. Según el secretario técnico de Planeación y Evaluación, en los últimos 57 meses (casi cinco años) se registró un flujo de 1,026 millones de dólares en la ejecución de diversos proyectos. Este dato corresponde hasta el segundo trimestre de este año.

Representa un incremento del 53 por ciento, respecto a la inversión total obtenida en el periodo 2007-2012, que fue de 670.8 millones de dólares.

¿A dónde fueron los dólares? La mayor parte, 638 millones de dólares se invirtió en el sector secundario (industria), con seis de cada 10 dólares. Le sigue el sector terciaro (comercio, servicios y turismo) con 387.8 millones de dólares, y finalmente el saldo de 200 mil dólares se fue al sector primario (agricultura, ganadería, pesca), de acuerdo con Guillermo Cortés, quien encabeza al equipo técnico del Ejecutivo estatal.

Tags: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Impresa

Edición actual:

Línea Recta Entrevista a Roberto Rodríguez Asaf.

8 diciembre, 2017

Encuestas

¿Crees que Calderón nos deja un mejor o peor país?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...
Línearecta Recta: La distancia más corta entre dos puntos

Revista Impresa

  • LineaRecta @sylviadmz

    Nulla malesuada purus vitae libero ornare ut scelerisque
  • LineaRecta @sylviadmz Nulla malesuada purus vitae libero ornare ut scelerisque
  • LineaRecta @sylviadmz Nulla malesuada purus vitae libero ornare ut scelerisque
cerrar x